viernes, 20 de noviembre de 2009

El Triángulo de las Bermudas

Por Isabel López

(Texto ligeramente modificado por Xentor Xentinel, para agregar acentos y signos de puntuación, con el fin de mejorar la redacción, pero sin cambiar el contenido).



El enigmático triángulo en las aguas del Atlántico ha sido el centro de especulaciones, donde la realidad se enlaza con un toque de magia y fantasía. Hasta el día de hoy, el enigma para muchos, permanece. Las circunstancias de la vida, me dirigieron de forma accidental en el año 1993 hacia el litoral de una de las islas adyacentes al Triángulo y, personalmente, conocí el secreto oculto de sus aguas.

Numerosos casos de personas, aviones y embarcaciones desaparecidas en el triángulo y zonas próximas, se registran en las islas más cercanas, sin mayor difusión. Es efectivo que en el presente, estas desapariciones continúan. Yo fui testigo de una y protagonista de otra en Octubre del año 1993.

Los ovnis tienen estrecha relación con esta zona del atlántico, razón por la cual están relacionados con muchas de las desapariciones ocurridas. Cuando uno habla de ovnis, las personas comienzan a dudar: comienzan a observar tus gestos, tu mirada... Un ovni es un objeto volador, un carro; es un medio de transporte, una máquina fabricada con una tecnología más avanzada de la que regularmente conocemos. Grupos selectivos poseen ovnis. Entre ellos, se encuentran Estados Unidos, Alemania e Inglaterra. Entonces, si los estadounidenses, los alemanes y los ingleses lograron construir estos carros voladores y viajar en ellos, ¿cuál es el problema, cuál es la duda cuando alguien expresa «viajé en un ovni»? Los ovnis existen, no son fruto de la imaginación de innumerables contactados, son reales.

La noche en que se efectuó mi primer encuentro con Friendship, una avioneta particular con su dueño y otros tripulantes despegó de una región ubicada en Puerto Rico en dirección al atlántico y nunca llegó a su destino, desaparecieron sin dejar rastro. Esa misma noche, tuve la oportunidad de contactar con nuestros amigos y hermanos Friendship por primera vez. ¿Casualidad? Incluso, al próximo día, cuando nos informaron de los desaparecidos, mi esposo y yo colaboramos en la búsqueda que se llevó a cabo, pues al jefe de la guardia costera de la solitaria zona donde estábamos, fue informado por radio y nos comentó que de observar restos de personas o restos del avión en el mar, le informáramos de inmediato... en fin... ni rastro de ellos. Lo que remotamente nunca imaginamos mi ex y yo, era que los próximos desaparecidos, seríamos nosotros.

Posterior al primer encuentro en los próximos días, cuando Friendship retorna y definitivamente nos traslada, volamos por encima del Triángulo de las Bermudas, y fuimos depositados en un barco que se encontraba en el Canal de la Mona. Friendship nos mostró en la nave una pantalla donde se divisaba una especie de mapa de ruta, y el mismo indicaba el Triángulo de las Bermudas en forma de pirámide.

Friendship nos aclaró que existe un punto en la zona del Triángulo que forma parte de los 12 centros de energía natural que posee el planeta. Cuando la energía que usan en sus naves interactúa con la energía del Triángulo, se crea una red de energías que les permite desplazarse a través del tiempo y el espacio. Según ellos, muy cerca de la zona, bajo la superficie del mar, existen instalaciones (bases), pertenecientes a civilizaciones de origen extraterrestre e intraterrestre. Algunas se relacionan con determinadas sociedades secretas terrestres.

En esta página hago un llamado a todos los familiares de personas que han desaparecido en las aguas del Atlántico en la zona del Triángulo de las Bermudas y áreas cercanas; a aquellos que nunca recibieron el cuerpo fallecido de su familiar, les informo que «No todo está perdido aún quedan esperanzas». Existe la posibilidad de que algún día vuelva a contactar con él o ella, debido a que la mayor parte de desapariciones en dicha zona, no se deben al efecto que se genera en determinado punto del Triángulo, sino que tienen otro origen que son «los ovnis y sus enigmáticos tripulantes». Lo confirmo, porque también yo formo parte de la lista de desaparecidos en un área muy cerca del Triángulo. En aquellos días, viví momentos inesperados con seres extraordinarios que salvaron mi vida. De igual forma, su familiar puede que se encuentre en este momento ubicado en determinado sitio del planeta, gozando de muy buena salud y colaborando en una causa justa.

Mientras tanto el Triángulo de las Bermudas continua siendo un misterio inexplicable, fuente de especulación y enigma para periodistas, escritores, investigadores y otros... pero no así para aquellas personas que vivieron sucesos en el área y conocieron la cara oculta que encierra bajo sus aguas.

Isabel López.
http://islafriendship.com

1 comentario: