domingo, 18 de septiembre de 2011

El Cáncer es un Hongo... Y es curable

Por David Icke


Unos ocho millones de personas mueren cada año de cáncer en el mundo, más de medio millón en los Estados Unidos solamente. El número global está previsto que aumente a doce millones en 2030. El cáncer es la principal causa de muerte para personas menores de 85 y en los EE.UU., una de cada cuatro personas muere de cáncer - uno de cada cuatro.

Los gobiernos se han dedicado a proteger al público contra el terrorismo... Pero no están conscientes de todas los seres que sufren y mueren cada año debido a esta enfermedad y que las familias de linaje y su cártel farmacéutico, se niegan sistemáticamente a curar.

Juntos podemos realizarlo, pero no si se trata de las compañías farmacéuticas. Son enormes las cantidades de dinero que se plantean a través de organizaciones benéficas cada año para financiar la búsqueda de una «cura» cuyo establecimiento no se tiene la intención de encontrar.

Un boletín del 9 de agosto coloca en relieve, de cómo un hombre llamado Dr. Richard Day, Jefe de la Eugenesia controlado por la organización Planned Parenthood de Rockefeller, se dirigió a una reunión de los médicos en Pittsburgh en 1969 para hablar acerca de la próxima transformación de la sociedad global.

Pidió a los médicos a desactivar los equipos de grabación y no tomar notas antes de que él detallara una larga lista de cambios que estaban previstos. Un médico tomó notas, y más tarde habló públicamente sobre lo que se dijo:

«Podemos curar casi todos los cánceres en estos momentos. La información está archivada en el Instituto Rockefeller».
Day dijo que permitir que la gente muera de cáncer, significaba frenar el crecimiento de la población.

«¡Igual pueden morir de cáncer, como algo más!».
Estas personas no tienen alma, y por eso hacen lo que hacen.

Big Pharma no tiene ningún deseo de curar el cáncer, mientras está haciendo grandes fortunas de tratamiento de los síntomas con medicamentos devastadores que matan las células, o los que matan con venenos, como la quimioterapia. Pero eso no es todo, las familias de linaje ven a la gente que sufre y muere, como un bien necesario, es una forma de sacrificio para la estabilidad de la población.

Por eso cuando alguien fuera de la camarilla de las grandes farmacéuticas, descubre una manera eficaz de tratar el cáncer, son inmediatamente dirigidos por el establishment médico y agencias gubernamentales.

Uno de estos casos es el médico italiano, Tullio Simoncini, un hombre brillante y valiente que se ha negado a ceder ante la enorme presión que ha enfrentado y sigue enfrentando, porque él se ha dado cuenta de lo que es el cáncer y cómo se puede tratar.

El «delito» de Simoncini, ha sido descubrir que el cáncer es causado por el hongo Cándida, que es una levadura, como un organismo que vive en el cuerpo en cantidades pequeñas, incluso en personas sanas. El sistema inmunológico normalmente lo mantiene bajo control, pero cuando se transforma en un hongo poderoso que activa algunos problemas graves de salud, incluye el cáncer.

Mi amigo, Mike Lambert, de la Clínica Shen cerca de mi casa en la Isla de Wight, dice de la Cándida:

«Los hongos en general, y la Cándida en particular, prosperan por comer el cuerpo de su huésped (el suyo) por disolución de él. No es de extrañar que produzca fatiga crónica, que en muchos casos puede atribuirse a la colonización por el Hongo Cándida. La víctima se siente muy mal, tanto física como psicológicamente».
Tullio Simoncini dice que el cáncer es la infección fúngica por el Hongo-Cándida, y que la explicación médica convencional del cáncer lo pone como un mal funcionamiento celular, y esta definición es simplemente errónea.

Simoncini es un especialista en Oncología (tratamiento de los tumores), la diabetes y los trastornos metabólicos, pero es más que eso. Él es un médico consciente que trata de descubrir la verdad, en beneficio de sus pacientes, y se niega a repetir la versión oficial de lo que los médicos deben hacer y pensar.

El autor cuestiona el dogma de la «conformidad intelectual» con todos sus supuestos no comprobados, la mentira, la manipulación y la falsedad; ha sido sumamente crítico con el establishment médico, ya que continúan con «tratamientos» que son inútiles para curar la epidemia global de cáncer.

Desde el momento que Simoncini entró en los estudios de la medicina, se dio cuenta de que algo andaba mal con la forma como se trataba el cáncer:

«Veo terribles sufrimientos. Yo estaba en una sala de oncología pediátrica y todos los niños murieron. Yo sufría cuando miraba a los pobres, a los niños, a la personas, morir con quimioterapia y con radioterapia».
Su frustración y tristeza por lo que estaba viendo lo llevó a ir en busca de nuevas maneras de entender los tratamientos de esta enfermedad devastadora.

Comenzó su viaje con una mente abierta y una hoja de papel en blanco inmaculado por las supuestas y rígidas medicinas, adoctrinadas por la medicina y ciencia convencional.

¿Cuántos más tienen que sufrir antes de que la gente deje de ver a los doctores que todo lo saben, como «dioses» y darse cuenta de la magnitud de la ignorancia que aún tenemos?

Simoncini se dio cuenta de que todos los cánceres actuaban de la misma manera, no importa donde estaban, en el cuerpo o en la forma que tomase. Tenía que haber un denominador común. También observó que los «bultos» del cáncer eran siempre blancos.

¿Qué otra cosa es blanca? La Cándida.

Simoncini se dio cuenta que la medicina general cree que el crecimiento celular es silvestre, que crece por crecer, y lo convierte en un «tumor canceroso». En realidad es el sistema inmunológico de células reproductoras que se defienden contra los ataques del Hongo-Cándida.

Él dice que la secuencia es la siguiente:

  • La Cándida normalmente se mantiene bajo control por el sistema inmune, pero cuando este sistema se debilita, la Cándida se multiplica, se amplía y construye una «colonia».

  • Cuando la Cándida penetra en un órgano, el sistema inmunológico tiene que responder a la amenaza de otra manera.

  • Este «camino» es construir una barrera defensiva con sus propias células, y este crecimiento es lo que llamamos cáncer.
  • Se dice que la propagación del cáncer a otras partes del cuerpo, es causado por 'malignas' células que escapan de su origen.

    Simoncini, sin embargo, dice que éste es una de las causa pero no absoluta. La propagación del cáncer es provocado por la causa real del cáncer, el hongo Cándida, que escapa de la fuente original. Lo que permite que el cáncer se manifieste, como lo ha dicho en sus libros desde hace años, es un sistema inmune debilitado.

    Cuando el Sistema Inmunológico funciona correctamente y con eficacia, evita que las células se desordenen o escapen, mantiene el Hongo-Cándida en su lugar y bajo control.

    Miremos lo que ha ocurrido en los casos de cáncer en todo el mundo, se han disparado y multiplicado.

    El sistema inmune se encuentra debilitado y atacado por los alimentos y los aditivos de la bebida, la agricultura química, las vacunas, los campos electromagnéticos y la tecnología de microondas y las frecuencias, las drogas farmacéuticas, la presión de la 'vida' moderna, y mucho más.

    ¿Qué defensas tienen los niños de hoy, si se les aplican 25 vacunas y combinaciones de ellas, antes de la edad de dos años, mientras su Sistema Inmunológico está todavía en formación?... ¡¡Por Dios!!

    Así es como las familias Illuminati están tratando de instigar un sacrificio masivo de la población. El desmantelamiento de las defensas naturales del cuerpo conduce a la enfermedad. Ahora, aquí está la sorpresa real.

    ¿Qué es lo que destruye el Sistema Inmunológico más rápido que cualquier otra cosa?


    QUIMIOTERAPIA

    Usted puede agregar también la Radiación. La quimioterapia es un veneno para matar las células. Eso es todo....

    La «vanguardia» al tratamiento del cáncer, es incorporar el «tratamiento» que consiste en envenenar a la víctima, con la esperanza de matar a las células enfermas. Pero esperen. Este veneno de la quimioterapia también mata a las células del sistema inmunológico y lo deja hecho pedazos. Y la Cándida todavía está allí.

    El Sistema Inmunológico devastado no puede responder eficazmente para atacar el Hongo de la Cándida, entonces se propaga en otras partes del cuerpo para iniciar el proceso de nuevo, causando la propagación de las células cancerosas. Incluso aquellos que parecen haberse recuperado después de la cirugía y la quimioterapia, simplemente han alargado las horas de su reloj.

    Su Sistema Inmunológico está destrozado y es sólo una cuestión de tiempo antes que la Cándida provoque una recaída. En pocas palabras:

    La quimioterapia consiste en matar a la gente que se supone debería curar. Cuando Simoncini se dio cuenta de que el cáncer es una infección e infestación por hongos, se fue en busca de algo que pudiera matar el hongo y así eliminar el cáncer.

    Se dio cuenta de que los medicamentos contra hongos no funcionan, porque el hongo muta rápidamente y se defiende, incluso empieza a alimentarse de los medicamentos que se recetan para matarlo.

    En su lugar, Simoncini encontró algo mucho más simple: Bicarbonato de Sodio.

    El Bicarbonato de Sodio es un poderoso destructor de hongos y a diferencia de las drogas, la Cándida no puede «conformarse» con él. Al paciente le ha dado bicarbonato sódico por vía oral y por medios internos como un endoscopio, un tubo largo y delgado que los médicos utilizan para ver dentro del cuerpo sin cirugía.

    Esto permite que el bicarbonato de sodio sea colocado directamente en el cáncer, en el hongo.

    Los antiguos egipcios conocían las propiedades curativas de las sustancias anti-hongos, y los libros de la India que se remonta a mil años, realmente recomendaban productos «Alcalinos», cuya fuerte potencia es ideal para tratar el cáncer.

    En 1983, Simoncini trató a un hombre italiano, Gennaro Sangermano, al que se le había dado unos pocos meses de vida. Tenía cáncer de pulmón. Unos meses más tarde, estaba de regreso, con salud, y el cáncer había desaparecido. Tras el éxito seguido, Simoncini presentó sus resultados al Departamento de Salud de Italia con la esperanza de que comenzarían a hacer ensayos científicos para demostrar su trabajo.

    Pero él iba a aprender el verdadero alcance de la manipulación médica y el engaño.

    Las autoridades no sólo han ignorado su documentación, se le expulsó de la Orden de Italia para la prescripción de las curas médicas que no habían sido aprobadas.

    Fue sometido a una feroz campaña de burla y condenación por los medios de comunicación, y a continuación encarcelado por tres años, por causar «homicidio culposo» a los pacientes que había tratado y curado. Desde todos los ángulos de la palabra, estaba fuera.

    El establishment médico dijo que sus afirmaciones sobre el bicarbonato de sodio, era «locas y peligrosas». Tanto fue, que llevó a un médico a afirmar ridículamente, que el Bicarbonato de Sodio es como una droga.

    Todo el tiempo, millones de personas están muriendo de cáncer que podría haber sido tratado de manera eficaz.

    Afortunadamente, Tullio Simoncini no se ha desanimado, y ha continuado circulando su trabajo en el Internet y en conversaciones públicas. He oído hablar de él a través de Mike Lambert en la Clínica de Shen, y Simoncini habló allí mientras yo estaba ausente, en los Estados Unidos.

    Yo sé que él está teniendo un éxito notable en la drástica reducción y la eliminación por completo del Cáncer, incluso algunos tipos de cáncer realmente en etapa tardía, usando bicarbonato de sodio. Esto puede tomar meses en algunos casos, pero en otros, como el cáncer de mama cuando el tumor es de fácil acceso, puede ser días para que ya no exista. Las personas también se están curando a sí mismas bajo la dirección de Simoncini.

    Yo escribí un boletín en Abril, hablando del cáncer y explicando que es un hongo. Hay un artículo sobre las conclusiones de dos científicos británicos e investigadores, el profesor Gerry Potter del Cancer Drug Discovery Group y el Profesor Dan Burke.

    Sus resultados combinados revelan lo siguiente:

    Las células cancerosas tienen un biomarcador único que las células normales no tienen, es una enzima llamada CYP1B1. Las enzimas son proteínas que «catalizan» (aumentan de la tasa de) las reacciones químicas.

    La CYP1B1 altera la estructura química de lo que se denomina salvestrol que se encuentran naturalmente en frutas y verduras.

    Este cambio químico convierte al salvestrol en un agente que mata las células cancerosas, pero no hace daño a las células sanas. La enzima CYP1B1 aparece sólo en las células cancerosas y reacciona con salvestrol en frutas y hortalizas para crear una sustancia química que mata solamente las células cancerosas.
    Pero he aquí el punto con respecto al cáncer de ser un hongo.

    El Salvestrol es el sistema de defensa natural de las frutas y hortalizas contra los ataques de hongos, y es por eso que sólo se encuentra en las especies sujetas a daños por hongos, como las fresas, arándanos, frambuesas, uvas, grosellas negras, grosellas, zarzamoras, arándanos, manzanas, peras, verde verduras (especialmente el brócoli y la familia del repollo), alcachofas, pimientos rojos y amarillos, aguacates, berros, espárragos y berenjenas.

    Es más, el Big Pharma o Grandes carteles de la biotecnología, da a conocer todo esto, y hay dos cosas importantes para socavar la defensa natural del ataque de hongos que es el cáncer.

    Los aerosoles químicos fungicidas utilizados en la agricultura moderna matan los hongos artificialmente, y esto significa que las plantas y los cultivos no tienen que activar su propia defensa - el salvestrol. Sólo los encontramos en cualquier cantidad, en los alimentos de cultivo biológico.

    Esto no es por casualidad, sino por diseño calculado, como lo fueron y son, los intentos por el establishment de destruir a Tullio Simoncini.

    Las familias quieren que la gente muera de cáncer, no que se curen del mismo. Están mental y emocionalmente enfermos, porque ellos ven los humanos como ovejas y ganado.

    Tullio Simoncini se niega a ceder, y continúa haciendo campaña para lo que él cree y ha visto, que el Bicarbonato de Sodio es un tratamiento eficaz para el cáncer, mientras que en el «mundo real», el número de muertes por cáncer va en aumento sin cesar a causa de los tratamientos que no funcionan, sobre la base de supuestos que no son verdaderos.

    Gracias a Dios que el mundo tiene a personas valientes y comprometidas como Tullio Simoncini. Necesitamos más como él y rápido.

    ¡Qué contraste con él, son los que sirven a la profesión médica! Cuando Simoncini habló en la Clínica de Shen hace unas semanas, algunos médicos locales ridiculizaron sus puntos de vista. Fueron invitados a lo largo de su charla, que habría sido de enorme beneficio y potencial para sus pacientes. Las sillas estaban reservadas para ellos para escuchar lo que estaba diciendo Simoncini de primera mano y darles la oportunidad de hacer preguntas.

    ¿Qué pasó?... ¡¡ Nunca las hicieron!!

    ¿Intereses creados? ¿Manipulados? ¿Cuándo despertaremos?


    INFORMACIÓN ADICIONAL:
  • Sitio Web de la Clínica Shen (en Inglés).
  • Sitio Web de Tullio Simoncini (en Inglés).
  • Test para controlar los niveles de Candida - Click aquí y está en la columna de la derecha...


  • Dr. Tullio Simoncini: Cura del Cáncer con Bicarbonato de Sodio (Parte 1)


    Dr. Tullio Simoncini: Cura del Cáncer con Bicarbonato de Sodio (Parte 2)


    Dr. Tullio Simoncini: Cura del Cáncer con Bicarbonato de Sodio (Parte 3)

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada